Indios Colorados / Ecuador

Estabamos realizando unas rutas de reconocimiento a través de Ecuador y Perú, para recabar información y contactos que posteriormente se utilizarían para constituir la empresa de viajes denominada, "Aventuras sin fronteras".
Uno de nuestros objetivos en el recorrido que estabamos realizando por las regiones de Ecuador, era la de visitar la región de Santo Domingo de los Colorados.
Esta región fue conocida a principios de la época colonial como "Provincia de Yumbos", y estaba habitada por los Niguas, los Yumbos y los Tsáchilas. El nombre de Santo Domingo se origina hacia 1660 con la presencia de la orden de predicadores dominicos que evangelizaron a los pueblos colorados de Cocaniguas, Yambe, San Francisco, San Miguel y Santo Domingo. Y el término "Colorados" se refiere a la costumbre de los indígenas Tsáchilas de pintarse el pelo de rojo con una mezcla de barro y achiote.
El camino desde Quito, era largo y caluroso y una vez nos adentramos en la región de Santo Domingo de los Colorados, un dulzón y empalagoso olor nos invadia los sentidos olfatívos, llegando incluso a dificultarnos la respiración, la gran cantidad de piñas de plátanos que se pudrían a lo largo de todo el camíno, la humedad y las altas temperaturas, eran la razón de tan peculiar situación.
Imágen para el recuerdo en la jungla Ecuatoriana
Los indios "colorados" constituyen el último vestigio de una tribu que hace tiempo ocupó muy amplias superficies, son pacificos, pero poco sociables; su nombre tribal, colorados, deriva de la costumbre de ponerse una mezcla de achiote en la cabellera, que adquiere de esta forma notable consistencia, y de pintarse el cuerpo de rojo, usando el tinte extraído de la semilla de una planta llamada onoto. El objetivo de esta práctica no es puramente estético, ya que el jugo del onoto tiene la propiedad de alejar los insectos, particularidad muy apreciada en la foresta ecuatoriana. 
En busca de la tribu de los colorados, con Juan Miguel, el indio Augusto y Alfredo médico ecuatoriano
De endeble economía, los colorados se nutren de mandioca, beben chicha, mastican hojas de tabaco, cazan con la cerbatana y, de alguna manera, viven de las rentas de su misma condición, dejándose fotografiar por los turistas en su estado semiadámico, a cambio de algunas monedas. Las viviendas donde habitan, son considerablemente amplias y de forma cuadrangular; dentro de ellas hay colgadas hamacas en donde se puede dormir y descansar a resguardo de la humedad y de las serpientes venenosas.
Región de Santo Domingo de los Colorados y nativo
Los indios "colorados" ( aunque siguen llevando el pelo untado con "achiote") ya estan cada vez más adaptados a los nuevos tiempos, vistiendo "vaqueros" y camisetas...y los poblados originales solo se utilizaban como escenarios de "shows" para turistas... que decepción, ya no podría emular en mis fotografías, las antiguas estampas tomadas por los primeros aventureros y antropólogos, que habían visitado en el pasado estas regiones y de los cuales yo había entresacado mis básicos conocimientos sobre la región y sus habitantes.
...Habiendo expuesto mi decepción y frustación, el indio colorado, de nombre Augusto, aquí fotografiado, se dirigió presto hacia su morada y se engalanó con la típica vestimenta, que ahora solo queda destinada a las grandes solemnidades y a las atracciones turísticas concertadas.
Finalmente, si que podría realizar mi ansiada foto con los indios "colorados"... pero me faltaba la otra parte de la imagen... una foto de la pareja de "nativos", es decir con su mujer, pero aquí ya se complicó la cosa, la vestimenta tradicional de las indios "colorados" deja a las mujeres con los pechos al descubierto y en esta cuestión, la esposa de Augusto, (posiblemente influenciada por los nuevos dogmas religiosos y éticos que le habían inculcado los misioneros católicos), no estaba por la labor