Pushkar / पुष्कर



Cuenta la leyenda, que los lagos de Pushkar se formaron al caer unos pétalos de las manos de Brahma, el Creador, de ahí el origen de su nombre, pushpa (flor) y kar (mano).
Pushkar es un importante emplazamiento religioso para los hindúes, que pertenece a la provincia del Rajasthan, en el norte de India. Este pequeño pueblo es muy conocido por ser el hogar del Templo del Dios Brahma.
A Pushkar se la reconoce sobre todo por el pintoresco lago sagrado y por la Feria de los comerciante de camellos.

Un magnífico templo Sij, en construcción

La fama de Pushkar como lugar sagrado y de encuentro de peregrinos, le antecede... y atraído por estas referencias, dirigí mis pasos hasta este mítico y místico lugar, en mi viaje por el Rajasthan.
Sus lagos y sus más de 400 templos, lo convierten en un lugar propicio para el encuentro, tanto para nativos como para foráneos.
Una vez instalado en el hotel que previamente había contratado, lo que procedía era una buena ducha para liberarme de las secuelas del camino y una vez reorganizado el equipo, me dispongo a disfrutar de este mágico emplazamiento.

La llave de "seguridad" del hotel y la carta de menús

El Hotel, que me habían reservado en la agencia de Jaipur, se encontraba a las afueras del núcleo central de Pushkar, situado entre plantaciones agrícolas, tenía aspecto de un antiguo hotel colonial, las instalaciones estaban bastante cuidadas y el ambiente que se respiraba era bastante tranquilo y agradable.

Guardas simulados en la entrada de un Hotel de Pushkar.

...Cuando, salía de mi hotel para sumergirme en el ambiente multicolor de Pushkar, me llamó poderosamente la atención, los dibujos que decoraban el establecimiento hotelero anexo, una especie de camping, con precios económicos... tal vez pensaban que si no podían mantener un servicio de seguridad como en el resto de los establecimientos, al menos dibujando en estas columnas de los flancos de la entrada del recinto, a estos "vigilantes" armados... ¿conseguirían confundir e incluso intimidar a los "amigos de lo ajeno"? ... sobre todo (supongo) a los "miopes y borrachos".

Mujeres ante un comercio del bazar de Pushkar

Una vez en el centro neurálgico de Pushkar, ya comienzo a disfrutar con las situaciones y personajes que hasta allí acuden desde todos los rincones de la India y del mundo, foto por aquí y foto por allá, aunque ya es un poco tarde y la luz no es la idónea... pero el momento es único, de esto no cabe duda y disfruto entremezclandome con la gente del lugar.

Grupo de Sijs en las calles de Pushkar
Un grupo de Sijs, me llama poderosamente la atención, siempre he sentido una cierta admiración por este colectivo, al que incluso se le permite circular libremente, con sus espadas y cuchillos por las calles.
Con gestos de complaciente permisividad en sus sobrios semblantes, me dejaron que les tomara algunas fotos como las que aquí muestro... mientras en el aire, flotaba el respeto y la aceptación por ambas partes.

Soberbios semblantes, el de estos Sijs en Pushkar
En Pushkar, la vida gira en torno a los ghats, ó accesos al lago, los templos, los coloridos bazares, los pequeños restaurantes, sus gentes, las vacas, los monos, los peregrinos y los visitantes, todo en una armónica mezcla entre lo espiritual y lo comercial.

Un autentico Shadu a la puerta de un pequeño Templo
En Pushkar, se dan cita a diario cientos de peregrinos y "shadus" como este, que me permitió que lo fotografiara... sin pedirme una compensación monetaria (como solía ser habitual en la mayoría de los casos) a cambio de mi acción... solo nos miramos y sin mediar palabra me dejó ejecutar mi deseo de "inmortalizar" su imagen con una complaciente sonrisa.

Un Bráhmana a la "caza" de turístas
...pero las experiencias "místicas" por desgracia, suelen durar poco... y cuando mis exploradores pasos, me llevaron hasta uno de los accesos al lago sagrado de Pushkar... ya me salió al paso el "típico" Bráhmana, con su cansina y comercial retahíla.
... Bienvenido, Welcome (esto lo saben en casi todos los idiomas), acompañame extranjero, yo soy un Bráhmana y voy a ofrendar en el lago sagrado tu venida a este lugar ó algo así.
Me explica en "inglés"que soy muy bienvenido y que solo él puede interceder por mí, en mi acercamiento a los dioses del lago, haciendo una ofrenda con flores... acabo de llegar a este "mágico" lugar y aún ando algo "embriagado" con las nuevas sensaciones e imágenes que se me ofrecen, así que aunque no de muy buena gana, asiento con la improvisada ceremonia (bueno haré fotos documentales de este rito... pensé), entonces me muestro conforme con su intención... pero cuando me voy acercando al lago descendiendo por las escalinatas, me indica que no puedo acercarme al lago si no estoy descalzo, debo quitarme los zapatos y entonces me señala hacia un rincón en el podría dejar mi calzado bajo la custodia de otro personaje, a cambio de una "módica" cantidad de rupias, evidentemente... me niego y cuelgo mis zapatos de la mochila con el equipo de fotografía, junto al trípode.
Sorteado este primer incidente, me solicita que me acerque hasta el lugar elegido para la ofrenda... nuevamente me niego y le invito a que lo realice sin mi presencia directa, mientras me algo más distante y aprovecho para fotografiar la escena.
Me pregunta mi nombre y comienza la ceremonia canturreando en inglés... "Salvador que viene desde Canarias, ofrece en esta ofrenda 200 rupias..." a lo que yo desde mi posición y sin apartar el ojo del visor de la cámara, le contesto y rectifico, también canturreando... "Salvador, ofrece 100 rupias..."
Vaya con los Bráhmanas de Pushkar, no desaprovechan ninguna oportunidad de hacer negocio con los sorprendidos visitantes... Ver Un Bráhmana de Pushkar.

Un improvisado puesto de verduras, en las calles de Pushkar

...Una vez resuelto el incidente de "iniciación", puedo seguir mi recorrido por las calles sencillas de Pushkar, en la que se dan cita los vendedores de frutas y hortalizas, las vacas sagradas, los monos y los turistas que como yo buscan encontrar el popular misticismo de estas tierras.


Algunos de los Shadus, que deambulan de un lado para otro en este Pushkar de peregrinos, se van concentrando al caer la tarde, en las puertas de los Templos... allí encontrarán refugio y alimentos para subsistir un día más.


Ya está anocheciendo sobre el lago y las suaves luces del entorno se reflejan en sus aguas, el ajetreo cotidiano va llegando a su fin, solo algunos bazares y bares para turistas permanecen abiertos en un intento de prolongar el día.
Mañana temprano acudiré de nuevo hasta las escalinatas de este lago, para realizar unas fotografías con la luz del amanecer.


http://www.diariosdeunfotografodeviajes.com/2015/01/pushkar-ciudad-mistica.html
Pushkar, ciudad mística
Pushkar, era el último gran enclave urbano, que visitaría en mi ruta por Rajasthán, antes de volver nuevamente a la ciudad de Jaipur, allí me esperaban los 52 ghats que rodean el lago sagrado y más de 400 templos, por los que circulan toda clase de peregrinos, brahmanes, shadus, turistas, viajeros curiosos y buscadores de paz mística...
Ver artículos.