Tánger / Marruecos

Tánger, Tanja طنچة en bereber y árabe, es una ciudad del norte de Marruecos situada en las costas del Estrecho de Gibraltar.
La ubicación geográfica de Tánger la convierte desde finales del siglo XIX hasta comienzos del XX en un centro para la diplomacia europea y para la actividad comercial con Marruecos.
El 24 de junio de 1925, Bélgica, España, Estados Unidos, Francia, Países Bajos, Portugal, el Reino Unido y la Unión Soviética firmaron un acuerdo conocido como la Conferencia de Algeciras, por el que se establecía el condominio de estos países sobre Tánger. Poco después en 1928 se incorporaría también Italia.
En el año 1940, fue ocupada por tropas españolas enviadas por el general Franco. Esta situación no fue aceptada por ningún país, con la excepción de Alemania, que envió un cónsul del Tercer Reich.
Durante la Segunda Guerra Mundial, con el avance de las tropas aliadas sobre África, el ejército español se retira y se declara de nuevo a Tánger como ciudad abierta, volviendo a su anterior condición de condominio internacional. Con la independencia de Marruecos, el 20 de octubre de 1956 se inicia un proceso político que culmina con el reconocimiento internacional de la anexión de Tánger a este país.
Foto de la Kasbah, desde el puerto de Tánger.
Mis recuerdos de Tánger
La ciudad de Tánger, siempre tendrá para mí, unas connotaciones muy especiales, por evocarme aquellos felíces momentos de mi infancia y de los posteriores viajes de mi juventud. En mis recuerdos, veo a Tánger como una ciudad con aires de internacionalidad, franceses, españoles, portugueses, judíos, alemanes, ingleses, americanos...todos yendo de un lado a otro de la ciudad entremezclando sus culturas con las de la propia población marroquí, sus peculiares costumbres y modos de vida.
Una vez más acudía a la llamada que esta tierra ejerce siempre en mi ánimo. En esta ocasión, habíamos decidido hospedarnos en una Riad del interior de la Medina tangerina.
La Kasbah ó Medina, esta construida en el punto más alto de la ciudad y posee unas excelentes vistas sobre el Estrecho de Gibraltar y la vecina península Ibérica, no hay muchos lugares como este, en los que poder observar dos continentes al mismo tiempo.


Este simpático y "elocuente" taxista, que aun hablaba un correcto Castellano y recordaba viejas historias de la década de los 60, nos traslado en su "Petit Taxi" hasta el interior de la Medina, donde teniamos concertada la Riad.


Esta era la vista que podiamos observar desde una de las terrazas de la Riad "Dar Nour" ...un mar de azoteas entre las que destacaba la elevada construcción de una mezquita.

Así lucian algunas de las fachadas de las viviendas de los alrededores.

Una de las puertas principales de acceso a la Medina ó Kasbah de Tánger, al anochecer.

Para más información sobre Marruecos:

Office National Marocain du Tourisme
www.visitmorocco.com