"Chivas" / Ecuador

Autobuses de transporte en Ecuador
Estos alegres y coloridos autobuses, son conocidos en Ecuador y países fronterizos como "Chivas". Estos camiones carrozados y adaptados para el transporte de pasajeros y mercancías, son casi obras de arte en movimiento y se han llegado a convertir en un símbolo de identidad y de la memoria histórica popular de estas regiones de Sudamérica.
Es tan grande el impacto que la visión de estos artísticos autobuses, producen en los visitantes y viajeros, que la industria del "souvenir" local, reproduce miles de pequeños modelos de este singular medio de transporte, en materiales diversos como la cerámica, la madera ó el latón, que hacen las delicias de los turistas.
Estas fieles reproducciones artesanas de las populares "Chivas", con sus cargas de animales, plátanos, pasajeros que viajan sentados en el interior de estos buses de madera y los que viajan sobre el techo, se asemejan...como dice el periodista Carlos Mauricio Vega, en un artículo del "Semana.com" a pequeñas "Arcas de Noé motorizadas".

 
Los vistosos autobuses conocidos popularmente como "Chivas" a su paso por la carretera de Crucita, un pequeño poblado costero, cercano a Guayaquil en Ecuador. Aunque viajábamos en nuestro propio vehículo 4x4, no me quise perder la "experiencia" de poder viajar a bordo de una de estas llamativas "Chivas", así que mientras el resto del grupo realizaba gestiones administrativas en Guayaquil, el compañero José Mª y yo nos metimos en uno de estos buses, hasta las cercanas playas de Crucita en la costa del Pacífico.
Nada más entrar y acomodarse en uno de los alargados y rústicos bancos de madera del interior del vehículo... era en sí "una aventura". Cuando la totalidad de los variopintos pasajeros, terminamos de subir a bordo...la "Chiva" de policromadas maderas, comenzó su travesía... Las carreteras por las que circulábamos, no estaban en muy buen estado y algunos tramos eran de tierra...nos tocaba viajar dando "botes" sobre nuestras posaderas contra los duros bancos de madera. La "Chiva" va parando en cada barrio y en cada pequeño poblado que los pasajeros solicitan, gente que sube ó baja con sus cargas y de nuevo a surcar los caminos dejando una estela de polvo y tierra tras de si.
El conductor de la "Chiva" que nos traslado desde Guayaquil hasta Crucita, me brindó amablemente una improvisada sesión de retratos. La experiencia, había sido de lo más interesante y como remate final el magnífico paisaje que nos ofrecían las extensas playas de Crucita, un cielo de intenso azul y una extraordinaria luz... un decorado natural idóneo para seguir tomando fotos de las "Chivas" que transitaban por esta carretera de la costa. Me quedé allí, apostado en uno de los bordes de la calzada, con el mar de fondo y vigilando el horizonte para "cazar" más imágenes de "Chivas" en movimiento, usando la técnica del "barrido" fotográfico. Los más jóvenes, que suelen viajar sobre los techos de estos colectivos, me saludaba y reían... sin duda a ellos les sorprendía mi empeño de fotografiar algo tan cotidiano para ellos...como lo eran estos camiones con carrocería de madera y chapa que se "disfrazan" de autobús multicolor.