Grecia en 4x4 / Ελληνική Δημοκρατία

Grecia la Europa clásica, fue uno de los primeros reportajes que realicé para la revista AutoAventura 4x4.
Aprovechando que había sido contratado por una pequeña productora de vídeos de las islas Canarias, para grabar el "Rallye Acrópolis", llegue hasta estas tierras cargadas de historia con el equipaje repleto de cámaras, baterías, cargadores y mucha ilusión... eran mis primeros trabajos fuera del territorio nacional.
Ya estaba en Atenas, la capital de la antigua cultura occidental y era como caminar dentro de un libro de historia en 3D, los monumentales vestigios de la civilización griega me llenaban de asombro y admiración.
Esta misma admiración, pude también sentirla por los habitantes de tan histórica zona geográfica de nuestro planeta, las gentes de Grecia tienen un especial talante para la hospitalidad y la amistad, que aquí se denomina "paréa"...en Grecia no parece gustar mucho la soledad, ya que esta no se interpreta como signo de independencia, sino de desesperación.
Grecia, es la cuna del termino "xénos" que puede ser interpretado como "extraño" ó "invitado"... todo depende de la actitud del visitante en atraer sobre sí, la "xénofobia" (fobia al extranjero) ó la "xénofilia" (amor al visitante).
Muy pronto pudimos disfrutar de esta sensación de protección y ayuda... los primeros días andabamos bastante liados siguiendo los tramos del rallye con nuestros mapas de carreteras y por más que nos esforzáramos, solo conseguiamos cubrir dos ó máximo tres tramos cada jornada, hasta que un día, en uno de esos pequeños pueblos del itinerario, donde los equipos de prensa llegados de todas partes del mundo, se reunían para comer y reponer fuerzas... me acerqué a uno de los grupos griegos, que enseguida nos invitaron a compartir su mesa y su amistad... desde ese momento comenzamos a cubrir hasta cinco tramos de la famosa competición automovilistica, cada día... siguiendo a nuestros nuevos amigos griegos que evidentemente conocian muy bien la región y a través de pistas y caminos secundarios, conseguiamos acortar las distancias entre los diferentes tramos del rallye.
En uno de estos tramos por las pistas griegas, coincidí con el coche que conducía mi amigo Fernando Capdevilla y aprovechando que estaba parado esperando a que le dieran la salida me acerqué hasta su coche para saludarlo y desearle suerte... "Coño"-me dijo- estaba observando como te acercabas con la cámara y pensé.. "como se parece este tío a Salva"... que haces aquí, que pequeño es el mundo, no?.
Fernando Capdevilla, más conocido por "Copi" es un excelente piloto internacional de rallyes de origen canario y que era bastante apreciado por el público griego, por su valor y arrojo, según pudimos comprobar el primer día cuando se iniciaba la competición en un circuito cerrado de Atenas, cuando los espectadores de nuestro alrededor lo aclamaban gritando su apellido, que en griego sonaba... "CaRdevilla", ya que la P se lee como R en este idioma.
Acabado el compromiso de trabajo, decidimos internarnos en el corazón de Grecia, rumbo a Meteora en la región de Tesalia.
Antes de partir de hacia Grecia, me había documentado y adquirido algunos buenos libros de viaje, como siempre hago antes de iniciar un viaje y en la portada de uno de ellos aparecía una espectacular imagen de los monasterios construidos sobre las escarpadas formaciones rocosas de este enclave... ya no podía sustraerme a la idea de visitar tan increíble lugar.
El camino fue largo, pero valía la pena llegar hasta Meteora, con sus extraordinarios monasterios emplazados en las cumbres de las elevadas e inaccesibles formaciones rocosas.
La intensidad visual de este lugar superaba mis expectaciones, nada de lo que había visto en fotografías podía superar a la realidad... una imagen increible y más increíble todavía era el modo en que fueron construidos, subiendo los materiales de construcción, piedra a piedra, ladrillo a ladrillo hasta esas alturas, sin otros medios que simples cuerdas y canastas.
Cuando consumimos el tiempo de nuestro viaje, llevábamos de regreso un agradable recuerdo de estas tierras, de sus gentes, sus paisajes y de su café, que es toda una filosofía de vida.
El café es una bebida usada para la socialización y servida en los Kafeino, el café puede pedirse dulce glikó, muy dulce varí glikó, normal metrio ó sin azúcar sketó y lo toman en las reuniones de amigos, lo toman las amas de casa con las vecinas y lo tomamos los "xénos" que hemos podido disfrutar de la hospitalidad griega.
... járica poli ... encantado, lo he pasado estupendamente.