Viajando en tren por la India

Ya tocaba emprender el regreso a casa y había decidido, que este último trayecto desde Jaipur hasta Nueva Delhi, desde donde emprendería el vuelo hasta Alemania y después España... lo haría en tren, primera razón su precio económico y segunda porque sin duda sería una experiencia por la que había que pasar.
Consulté mi libro de viajes sobre India, de "El País-Aguilar" cuyas guías, ya se ha convertido en un imprescindible compañero de todos mis viajes... y pude saber entre otras cosas que... la red de trenes Indian Railways, es la cuarta más extensa del mundo, con vías que cubren más de 108,513 km y que conectan a 7.150 estaciones, operan con más de 10.000 trenes y transportan una media de 13 millones de personas, cada día.
... Y así fue, ya desde el principio cuando quería comprar el billete, comenzaron las "odiseas" cuando preguntaba por la oficina de ventas de la Indian Railways, tenía que esquivar las señales que me conducían a inseguros puestos de reventa... al final conseguí llegar a la oficina oficial y sus largas colas de clientes.
Elegí viajar de noche para aprovechar la mañana en Nueva Delhi, la estación de tren de Jaipur estaba abarrotada de gentes que esperaban sus trenes, algunos incluso dormían en el suelo de la estación. Estos campesinos que también esperaban a su tren, acomodados en el arcén, me invitaban a "chai" y a "biris", pequeños cigarros realizados a mano con las hojas del tabaco, ofrecimiento que aproveche para pedirles que posaran ante la cámara... después de haber aceptado el "chai", claro.


A la hora de dormir, había que "apañarse" como cada uno pudiera... la verdad es que las condiciones no eran muy cómodas que dijésemos, pero la noche era larga y había que echarse una "cabezadita" de vez en cuando e intentar dormir, aunque fuese de manera intermitentemente.


Ya despunta el nuevo día y en las estaciones coincidimos con otros trenes... momentos que aprovecho para realizar algunas instantáneas de las diferentes situaciones, como esta del lechero con los envases colgando del tren... sería para mantenerla fresca la leche?


Con la llegada de la luz del día, ya era del todo imposible intentar seguir durmiendo un poco más, así que aproveche para realizar esta fotografía a mis compañeros de compartimento con cara de evidente "cansancio"... la misma que sin duda debía de tener yo.
Ya estamos llegando a la estación de Nueva Delhi, los trenes circulan más despacio y estos jóvenes asomados a una de las puertas, parecen espectantes por arribar cuanto antes a la gran urbe... ó sería que miraban como al fín se alejaban de "ella", la verdad es que el tren estaba parado y no logro recordar, si iba ó venía... bueno da igual cada uno que lo interprete como más le guste.

A medida que el tren se iba acercando a la superpoblada ciudad de Nueva Delhi, las imagenes como esta de la foto con chabolas construidas en los bordes de las vías, se sucedían ante mis asombrados ojos... hombres, mujeres, niños, perros y basura, mucha basura. Mientras capturaba estas increíbles imagenes con la cámara a traves de las ventanas del tren, reflexionaba sobre cuales podrían ser los motívos que habían inducido a estas familias, para tener que vivir en unas condiciones tan miserables y peligrosas.
Esto es algo que ya había observado en otras tantas macro-ciudades... las grandes ciudades de todo el mundo tienen ese poder de "encantamiento" que atrae a las masas con sus fulgurantes luces, que parecen prometer un futuro más cómodo y dichoso que el que la mayoría de estas familias poseían en las zonas rurales... pero por desgracia, estos deseos solo se llegan a cumplir para muy pocos y el resto debe permanecer atrapado en estas "fronteras" de pobreza y frustación, sin retorno.
Estos personajes vestidos de rojo son los mozos ó coolies y su trabajo consiste en acarrear los equipajes de los viajeros.
Los mozos oficiales de las estaciones de tren en la India, llevan estas camisas rojas a modo de uniformes, así como un brazalete con una chapa de metal donde se puede ver su número de licencia, de esta manera los viajeros que requieran de sus servicios, pueden y deben tomar nota del número del operario, ya que es muy fácil extraviarse en las abarrotadas y caóticas estaciones de tren de la India, perdiendo de vista al coolie y a los equipajes.
Aunque no sea este mi caso... ya que siempre procuro viajar, solo con el equipaje imprescindible y necesario, para que todo, pueda caber en mi "vieja" mochila de trotamundos, que yo mismo transporto.