Erg Chebbi

Atravesando la Hamada con las dunas de Erg Chebbi en el horizonte
 Los Erg son zonas del desierto del Sahara, en las que se encuentran las grandes dunas de arena. El Erg Chebbi de Marruecos es la única zona en que el gran desierto del Sahara, penetra en este  país, con una longitud de más de 30 kilómetros y una franja de anchura que oscila entre los 8 y 10 kilómetros. Esta zona desertica en la que los vientos provinentes del Sahara depositan grandes cantidades de arena, se encuentra ubicada entre la Hamada (desierto pedregoso) y la zona montañosa de Taouz.
Merzouga, es uno de los pueblos situados en las faldas del Erg, más visitados por los turistas y los amantes de la conducción todo-terreno, son muchos los conductores y clubs de 4x4, motos ó quads que hasta allí acuden cada año, para probar su pericia en ascender por las dunas.

Motos, 4x4, ultraligeros, quads...las nuevas "monturas" del Erg
No cabe duda que esta paulatina y creciente afluencia de gente y máquinas, van convirtiendo la zona en algo parecido a un "Parque Temático" y cada vez son más los albergues ó kasbahs existentes en el lugar, algunos de ellos con bastante lujo.
Tampoco todos los que trabajan en la zona de cara a los turistas y visitantes, son nómadas ni bereberes...pero este es el precio de la popularización de los viajes de "aventura".

Nómadas, carteles de los Alberges y dunas de Erg Chebbi
 Y para los nuevos viajeros que acuden desde todas partes del mundo, pasear en camello por las dunas es una de las experiencias favoritas y mucho más, si además se pernocta en una jaima para poder observar en el silencio de la noche un cielo cubierto de estrellas.

En dromedarios por las dunas de Erg Chebbi
Erg Chebbi, tambien puede ofrecer otros atractivos, tales como la visita a la necrópolis prehistórica ó los grabados rupestres que se encuentran en las cercanías de Taouz ó adentrarse hasta Mfis, una antigua población minera, hoy abandonada, que sirve como refugio a un pequeño destacamento militar.

Jaima, nómadas, necrópolis, ruinas población minera
 Como decía el poeta..."caminante no hay camino, se hace camino al andar" ...y esto en las dunas se hace más patente porque el viento y la arena se encargan de borrar cualquier huella ó senda realizada.
Así que sea cual sea el motivo por el que cada uno elige llegar hasta las dunas de Erg Chebbi, lo que sí es seguro es que muy pocos podrán dejar de sorprenderse al observar esas enormes masas de arena de caprichosas formas que se tornan de color dorado con la cambiante luz del Sol.

Las huellas de mis Panama Jack en la arena de Erg Chebbi
Por mi parte... me he impregnado de las imágenes de este rincón africano y he dejado mis huellas de viajero, para que se las lleve la arena.

Información de Marruecos
Office National Marocain du Tourisme
www.visitmorocco.com