Amsterdam

La mágica ciudad de Amsterdam, con sus numerosos canales y puentes, por donde discurre buena parte de la vida de sus ciudadanos y visitantes, es sin lugar a dudas una urbe moderna, abierta a la cultura y a la tolerancia. La peculiar y original arquitectura de los siglos XVI y XVII, que muestran  sus edificios construidos al margen de los canales, le confieren a esta atrayente ciudad, un aspecto único y singular. Amsterdam, es la capital administrativa de los Países Bajos más conocidos como Holanda, por la importancia que adquirieron sus dos provincias (Holanda del Sur y Holanda del Norte) en la época de su mayor expansión marítima y comercial ocurrida en el siglo XVII.

Amsterdam, es una ciudad para disfrutarla en plenitud, para ello puedes hacerlo en bicicleta, un sistema de transporte muy extendido en todo el país, en barco a través de sus canales, en tranvía ó simplemente caminando y entremezclandote con los residentes de la ciudad, en su vida diaria. 

Barcos, tranvías, bares, ciclo-taxis, Plaza Dam, bicicletas

Bicicletas, el uso de este medio de transporte económico y ecológico, propiciado por las características del terreno donde se asienta la ciudad, es casi una filosofía de vida para los habitantes de Amsterdam y para todos los holandeses en general. La ciudad esta muy bien adaptada para la circulación de este tipo de vehículos y en la mayoría de los casos el tráfico de bicicletas goza de prioridad ante el resto de los sistemas de desplazamientos urbanos. Además los servicios de transporte públicos tales como autobuses, barcos transbordadores, ferrocarriles y metro, están adaptados para trasladarse con la bicicleta desde un punto a otro de la ciudad.
Si decides ver la ciudad a lomos de una bicicleta, cosa muy recomendable, encontrarás diferentes puntos donde poder alquilarlas, (estaciones de tren, hoteles y otro) también se ofrecen rutas guiadas en bicicleta y por último si no quieres peladear, puedes hacer uso de los ciclo-taxis repartidos por toda la ciudad.

Bicicletas, canal y restaurante flotante en Amsterdam

Barcos y canales, el agua y los holandeses han tenido y tienen una relación muy especial, debido a que la mayor parte del país esta situada en cotas inferiores al nivel del mar y desde siempre han tenido que adaptarse y protegerse de las inundaciones ocasionadas por esta circunstancia natural de su territorio. En la amplia red de canales que atraviesan Amsterdam, se desarrolla gran parte de la vida de la ciudad, con un notable tráfico de barcos y barcazas que son utilizados como transporte de enseres, mercancías y personas e incluso en algunos casos, como lugar de residencia para residentes y también para los turistas que busquen nuevas experiencias de alojamiento.
Cuando visites Amsterdam podrás moverte de un lado a otro de la ciudad con este medio de transporte y también podrás conocer lo más importante de la ciudad con excursiones guiadas ó disfrutar de un paseo con almuerzo ó cena en alguno de estos barcos.

Plaza Dam, arquitectura tradicional, canales y bicicleta de Amsterdam

Arte y cultura, tienen un especial protagonismo en todo el país y como no en su capital, Amsterdam, durante tu estancia podrás visitar algunos de los museos más interesantes, tales como el Rijksmuseum, el museo Van Gogh, Palacio Real y otros tantos. 
También puedes asistir a conciertos clásicos, de jazz y de muchas otras manifestaciones musicales...ó si lo prefieres date una vuelta por la Plaza Dam, donde encontrarás artistas callejeros de lo más variado, pero sobre todo disfruta observando y fotografiando la peculiar arquitectura que se manifiesta en cada rincón de la ciudad y que abarcan las diferentes obras y tendencias que van desde la arquitectura del siglo XVII, pasando por la arquitectura expresionista de la Escuela de Amsterdam (1915-1930), hasta las actuales obras de innovadoras tendencias, construidas en los distritos de negocios de Zuidas y en le barrio de Oosterdok. 

Escenas y gentes de Amsterdam

Te aseguro que cuando paseas por Amsterdam, tienes la  sensación de no sentirte un extraño, a pesar de la gran cantidad de turistas que se mueven por la ciudad a diario, pronto te sentirás parte de esta, caminando por sus calles como si fuera tu propia ciudad y si realizas alguno de tus recorridos más de una vez, la gente de la zona acabará saludándote como a un vecino.
En la ciudad de los canales, podrás disfrutar tanto de día como de noche, de multitud de rincones y establecimientos, según tus preferencias, que van desde restaurantes de todo tipo de especialidades culinarias, bares, cafeterías, terrazas, mercados, modernas tiendas y comercios hasta los famosos coffee shops.
Mientras termino de escribir este artículo ó posts (como ahora lo llaman) me siguen viniendo a la memoria cantidad pensamientos sobre las muchas cosas interesantes que pude ver y disfrutar en esta ciudad y de las muchas que todavía me quedan por visitar y experimentar... porque en realidad esta ciudad de Amsterdam, supera todas las narraciones que sobre ella puedan realizarse y hay que vivirla en directo una y otra vez. 

Te dejo un enlace a la página de la Oficina de Turismo y Congresos de Holanda, donde podrás encontrar información muy útil e  interesante sobre este país.