Fotografiando pueblos y ciudades

Mano con foto y vista del Taj-Mahal en Agra, India
Cuando visites un nuevo emplazamiento y después de haber recopilado toda la información precisa sobre el lugar, ya puedes dedicarte a la labor de hacer fotografías sobre los sitios que más despierten tu interés.
Lugares emblemáticos, recuerda que cada pueblo ó ciudad que visites posee sus propios lugares más emblemáticos y "pintorescos"... para añadir un nuevo interés a las fotografías que obtengas sobre el lugar y que no se limiten a convertirse en una simple copia de las tomas más convencionales ó "postaleras", conviene tener un cierto sentido del descubrimiento que te permita nuevas formas de mirar, con atrevidos ángulos ó imagenes selectivas en las que se reconozca el lugar pero sin incluir en la imagen todos los elementos del conjunto y sobre todo evita fotografiar a mediodía, es preferible volver al atardecer ó por la mañana muy temprano.


Lugares de reunión, además de los lugares clásicos (aquellos que visitan todos los turistas) conviene acercarse a los lugares donde se desarrolla la vida cotidiana del lugar. Los parques y plazas, de la mayoría de pueblos y ciudades son lugares propicios para realizar fotografías que reflejen la actividad de las gentes del lugar. El paseo, los juegos, las celebraciones y las diversas manifestaciones que se suelen realizar en estos enclaves, nos brindaran nuevas oportunidades fotográficas. En este tipo de espacios públicos, conviene utilizar un teleobjetivo medio que nos mantenga alejados de la escena, para no interferir en la propia actividad de las personas y al mismo tiempo nos permita centrarnos más en el entorno y los personajes seleccionados.

imagenes de gente plazas, mercados y estaciones
Plazas, estaciones, mercados...lugares de reunión ideales para fotografiar
Los mercados y mercadillos, son también lugares propicios para captar la vida de una población, el bullicio, el color y la animación que suele manifestarse en estos lugares lo convierten en un punto de interés fotográfico. En estos lugares, suele haber un constante movimiento de gente que puede llegar a interferir a la hora de realizar tus tomas fotográficas, para evitar este problema puedes realizar las tomas con un objetivo gran angular, de manera que te puedes acercar al motivo dejando un reducido espacio, por el que nadie pueda pasar y estropearte la foto... un recurso útil en estos casos es mantener los dos ojos abiertos y mientras con uno miras por el visor, con el otro controlas el entorno y así veras cuando alguien va pasar entre tu cámara y la escena a fotografiar.