Venecia

Canal de Giudecca y Torre de San Marcos, Venecia
Venecia ó Venezia, es sin lugar a dudas uno de los asentamientos humanos más populares y conocidos del planeta. Los primeros pobladores de estas islas, estratégicamente situadas en el interior de una laguna salada entre la costa Adriática y el mar abierto, eran grupos de pescadores ilirios y vénetos que construyeron sus viviendas sobre palafitos. Su posterior origen como ciudad, data del siglo V, cuando el pueblo véneto de la costa romana, huyendo de los saqueos que los pueblos bárbaros de origen germánico, estaban ejerciendo sobre la zona, construyeron en las islas, un nuevo emplazamiento,  que protegido por los bancos de arena y marismas pantanosas circundantes, dificultaban el acercamiento y acceso a los invasores.  Esta privilegiada situación, dificultaba la navegación de los buques y navíos de guerra de los nuevos y posibles conquistadores, otorgando a la ciudad, gran independencia y protección. Estas circunstancias geográficas y sus tratados de cooperación política y comercial con el Imperio Bizantino, favorecieron el crecimiento y expansión de la República de Venecia.

Durante la Baja Edad Media, Venecia comenzó a constituirse como una gran potencia del Mediterráneo y ya en el siglo XIII, época del gran Marco Polo, los venecianos veían como se expandía su influencia desde Oriente hasta Occidente, con el comercio de sedas, especias y esclavos. Su poder llego a ser tan grande que la República llegó a anexionarse los territorios de Chipre, Creta y Morea. En 1453, con la caída de Constantinopla en manos de los turcos, comenzó la decadencia de la República Veneciana, la expansión del Imperio Otomano y las nuevas rutas comerciales que se establecieron con el descubrimiento de América, terminaron por acabar con el poderío comercial de la ciudad creada sobre la laguna de Venecia. 

Imágenes de Venecia
Como bien hemos podido observar a través de la historia de este singular enclave, muchos han sido los que se han disputado el control de Venecia, desde el hijo de Carlomagno hasta Napoleón, pasando por los Imperios Austriaco y Otomano.  
Actualmente en este, nuestro siglo XXI, con la llegada del turismo de masas, Venecia sufre un nuevo tipo de invasión, la de 20 millones de turistas anuales, que invaden sus plazas, canales y calles. Así de esta paradójica manera, la ciudad que fue creada para mantener al pueblo véneto, fuera del alcance de los bárbaros extranjeros, ahora es invadida a diario, por gentes que llegadas desde los países más lejanos y diversos recorren los más emblemáticos lugares de la ciudad haciendo fotos y consumiendo todo tipo de "souvenirs". Cuando visitas Venecia, tienes la sensación de estar en un gran "Parque Temático", el transito de turistas, de un lado para otro llega a ser agobiante, en especial en los enclaves más significativos como el de la Plaza de San Marcos, donde además, algunas grandes marcas comerciales con un gran sentido del oportunismo, pero con nulo respeto por la cultura y el Patrimonio de la Humanidad, imponen visualmente a los visitantes sus anuncios de mal gusto.
Una quinta parte de estos visitantes, lo hace a bordo de grandes Cruceros, unas gigantescas naves que atraviesan el gran canal de Giudecca, hasta llegar al puerto de Tronchetto y esto también esta creando malestar y protestas por parte de la la ciudadanía residente en la zona, por el gran impacto ambiental y los daños que el desplazamiento de estos buques de grandes dimensiones, esta originando en los cimientos de edificios vitales.

Góndolas en la Dársena de San Marcos y Basílica de San Giorgio

Pero Venecia, a pesar de la creciente y constante visita masiva de turistas, sigue ofreciendo al viajero, multitud de buenas razones para disfrutar de sus ambientes, arquitectura e historia. Para empezar, te recomiendo una primera y casi obligada visita, a los lugares más emblemáticos tales como la Plaza y Basílica de San Marcos, centro de la vida religiosa, El Palacio Ducal, que fuera la residencia de los Dux de la República, el Campanile de San Marcos, la torre más alta de la ciudad, desde donde podrás realizar unas interesantes fotos del entorno, la Iglesia Santa María della Salute, construida para celebrar el fin de la peste que asoló a la ciudad en el año 1630 y que acabó con un tercio de la población, el Puente Rialto, sobre el Gran Canal, uno de los más antiguos e importantes, la Basílica de San Giorgio, una de las estampas más significatívas de la ciudad.
Después de esto, date un paseo en Góndola por los canales de la ciudad ó mejor utiliza los autobuses acuáticos, conocidos como vaporettos, para trasladarte por un precio mucho más asequible, de una parte a otra de la ciudad e incluso podrás hacerlo hasta otras islas cercanas como las de Giudecca, Murano ó Burano. Descubre la autentica Venecia y comienza a disfrutar de los ambientes más sosegados paseando sin prisa ni colas por sus calles y plazas, tomaté un café ó una buena copa de vino, sentado en una terraza con vistas a la laguna y observa como se mecen las embarcaciones a la dorada luz del atardecer.

Un tranquilo rincón de Venecia

Información y fotos de Venecia:
Oficina de Turismo de Venezia
FOTOS DE VENECIA