El equipo fotográfico

Preparar el equipo antes del viaje es bastante fácil, lo difícil es elegir que tipo de sistema y de cámaras van a integrar nuestro equipo, de esta manera y sin entrar en complicados y personalizados debates sobre que marca ó modelo elegir, la selección final del equipo, dependerá a mi entender de varios factores básicos, tales como:

Precio. El factor económico es de vital importancia y depende de hasta donde se desea llegar en calidad ó resolución y por descontado, de la capacidad de cada bolsillo.

Tamaño y peso. Estos, son unos valores a tener muy en cuenta, viajar con más material y peso de lo necesario, puede llegar a ser muy incómodo y tal vez, hasta pierdas las ganas de fotografiar, mientras viajas.

Sistema.  Elegir que tipo de cámara prefieres ó necesitas, es también una cuestión que requiere de una seria reflexión, sobre tus necesidades y expectativas. Actualmente podemos elegir nuestra cámara, entre estos tres tipos básicos: Compactas, Bridge y Réflex.

Las cámaras compactas clásicas y las de tipo Bridge, incorporan un objetivo normalmente zoom, que no puede ser sustituido, condición esta, que limitará en gran medida, nuestra labor creativa. Solo podremos utilizar objetivos intercambiables, con las cámaras réflex y las nuevas compactas EVIL (Electronic Viewfinder Interchangeable Lenses).

Réflex DSLR. Estas cámaras son más voluminosas y pesadas, están equipadas con sensores más grandes, que inciden en una mayor calidad de la imagen y con un visor óptico que facilita ver la toma directamente a través de la lente, ofreciendo un mayor control sobre las escenas a fotografiar. 

Compactas EVIL. Estas nuevas generaciones de cámaras compactas con visor  electrónico, sin espejo y con la posibilidad de usar objetivos intercambiables, se esta convirtiendo en una buena opción para la fotografía de viajes, gracias a su peso y tamaño.


Una vez hayas decidido que tipo de cámara vas a utilizar en tus viajes, ya solo te resta preparar la bolsa de viajes con las siguientes herramientas y accesorios fotográficos:

Cámaras. Si puedes, conviene que lleves dos cuerpos de cámara ó en su defecto, lleva otra cámara de apoyo más pequeña y sencilla. En caso de avería técnica ó de cualquier otro contratiempo, no te tendrás que quedar sin hacer fotos durante el resto del viaje. 

Objetivos. Aunque conviene que lleves lentes con diferentes distancias focales, tales como angulares, medios y tele, no olvides los objetivos zoom, aunque sean ligeramente inferiores en calidad de imagen, son bastante versátiles y a la hora de realizar tus fotos, no tendrás que andar cambiando de lentes con la consecuente perdida de inmediatez y con el riesgo de que entren partículas no deseadas en el sensor de tu cámara.

Baterías. Lleva siempre baterías de repuesto suficientes, al menos la de la cámara y otra más y por supuesto no olvides meter en la bolsa, el cargador correspondiente.

Tarjetas de memoria. No escatimes recursos con este elemento tan fundamental de la fotografía digital, es preferible que lleves varias tarjetas aunque tengas previsto descargar las fotos al final de cada día. Sería lamentable que te quedaras a mitad de la jornada, sin esas deseadas fotos por falta de espacio en la memoria de tus tarjetas.

Filtros. No hace falta que lleves un montón de filtros que en la mayoría de los casos, no sirven para nada, incorpora en tu bolsa de fotos solo un par de filtros imprescindibles, UV, Polarizador y Densidad neutra.

Correa de cámara. Esta pieza es de vital importancia, llevar la cámara atada a una correa sólida y cómoda, evita posibles caídas y en caso necesario, nos deja las manos libres para realizar otras acciones diferentes a las de tomar fotografías. 

Flash. Además del flash incorporado en la máquina, conviene que te acostumbre a llevar un flash externo portátil, para mejorar tus tomas nocturnas, de interiores y también diurnas, al utilizar el flash como luz de relleno.

Trípode. El uso del trípode en los viajes, es recomendado en bastantes más  situaciones de las que puedas creer, así que no te de pereza y hazle un hueco en tu equipo fotográfico, se compensará la incomodidad de cargar con él, cuando veas los resultados obtenidos. 

Kit de limpieza. Hazte con una pequeña bolsita ó caja donde puedas colocar algunos sencillos utensilios para mantener limpio tu equipo, una gamuza para lentes, una brocha ó cepillo de dientes, para quitar el polvo la suciedad de cámaras y objetivos, una pera de aire para limpiar las motas en el sensor y cuando estés en pleno viaje, acostumbrate a limpiar el equipo cada día al final de la jornada. 

Ver FOTOS DE VIAJES / CONSEJOS