Trípode de viajes

Llevar un trípode es nuestros viajes fotográficos es aconsejable y hasta imprescindible, son muchas las ocasiones en que podremos necesitarlo, y no solo para las fotografías nocturnas. En la mayoría de las ocasiones el trípode se convierte en un inconveniente añadido, es un peso más que debemos soportar en nuestro equipo de viajes y también puede ser un problema a la hora del transporte y la facturación de equipajes cuando viajamos en avión, especialmente. 
Por estas razones, hay que ser muy selectivo a la hora de elegir un trípode de viajes, ya que este debe ser robusto pero que a la vez tenga poco peso, para que no suponga una carga adicional y molesta en nuestro equipo de desplazamiento diario, los trípodes construidos con fibra de carbono, son los más livianos y solidos del mercado, aunque también los más caros, pero si vas a darle uso en tus viajes, siempre será una buena inversión que te durará normalmente más que las cámaras. También se debe tener en cuenta que el trípode, una vez desplegado tenga una altura suficiente, normalmente a la altura de nuestra vista, para de esta manera, realizar tomas paralelas a la línea del horizonte, sin tener que bascular la cámara hacia arriba para buscar la toma, con la deformación de líneas verticales, que esto implica.


En resumen, cuando decidas adquirir un buen trípode para tus fotografías de viajes, te recomiendo que observes detenidamente, los siguientes requisitos:

- Que sea robusto, pero a la vez ligero, para que no suponga una molesta carga en tu equipo.
- Las patas ó pies del trípode, no deben flexionarse, ni deslizarse al ejercer presión sobre ellas.
- La cabeza donde colocas la cámara, no debe tambalearse cuando coloques un teleobjetivo más pesado y conviene, que esta tenga posibilidad de movimientos panorámicos y basculantes.
- La base de las patas deben incorporar bases de goma retractiles que en caso necesario, dejen al descubierto unas puntas metálicas, que servirán para poder anclar el trípode en terrenos blandos.
- Es conveniente, que dispongan de una columna central de altura regulable y mejor si se puede invertir, para tomas bajas.
- La altura total del trípode debe ser extensible hasta llegar al nivel del ojo.

Esperando el momento del atardecer en el Lago Constance, Austria

Uso del trípode de viajes. El trípode se hace indispensable en las tomas que requieran el uso de velocidades de obturación lentas, tales como atardeceres, nocturnas ó de interiores, así mismo es de gran utilidad para paisajes donde se requieran tomas de garn definición con diafragmas más cerrados y estabilidad en la toma.
En todas las ocasiones, es importante realizar el disparo, a través de un cable disparador ó disparador remoto y con preferiblemente con el espejo elevado para evitar con el movimiento de regreso, molestas vibraciones en las tomas. 

Ver FOTOS DE VIAJES / CONSEJOS