Reserva de Bandia, Senegal


A unos 15 kilómetros de Saly en la región de Mbour, se encuentra la Reserva de Bandia, un espacio natural de 3.500 hectareas, que alberga a algunos de los animales más representativos de la fauna africana, tales como jirafas, cebras, antílopes, gacelas, búfalos, monos, cocodrilos y una pareja de rinocerontes blancos traídos a este parque natural desde diferentes rincones del continente. Siendo también un refugio para las aves, incluidas avestruces, que encuentran en este espacio un hábitat ideal para su subsistencia.


Jirafa en la Reserva de Bandia


La visita a esta reserva, puede realizarse en coche privado, pero recomendamos hacerla en los vehículos todo-terreno que el parque tiene a la disposición de los visitantes, especialmente en la época de lluvias en la que el barro dificulta la conducción por entre las diferentes pistas de tierra que recorren este espacio.

Vehículos 4x4 en Bandia

El Parque, cuenta con un nutrido equipo de guías expertos, que te acompañaran en tu recorrido fotográfico por este inmenso bosque de Baobabs y gracias a su amplio conocimiento de la zona y del comportamiento de los animales, te dirigirán hasta los lugares más propicios para el deseado avistamiento de las diferentes especies que habitan la reserva.


Con los guías de la Reserva y la técnico de la Oficina de Turismo de Senegal

En verdad, es todo un espectáculo poder observar la vida animal a pocos metros, de distancia, aunque eso sí, observando siempre las reglas de seguridad y las indicaciones de los guías que te acompañen durante el largo recorrido que realices por esta reserva de Bandia, sin lugar a dudas, un privilegio que no debes perderte en tu visita a esta zona de Senegal.