San Louis de Senegal


San Louis de Senegal, es una de esas ciudades en las que me gustaría permanecer por algún tiempo más extenso, para poder deambular sin prisa por sus calles, impregnandome de la esencia de esta histórica ciudad, antigua capital del imperio colonial francés, que en otros tiempos fuera una de los enclaves más importantes a este lado del continente africano. Su estratégica situación a las orillas del río Senegal, separa la ciudad del extenso desierto del Sahara mauritano, que se extiende a todo lo largo de la frontera con este país, convirtiendo a la región en un autentico vergel, un oasis y refugio para multitud de aves migratorias procedentes de europa, que buscan en estos lugares un lugar para pasar el invierno.



La ciudad de San Louis, ha sido reconocida por la Unesco, como Patrimonio de la Humanidad, en el pasado año 2000 y de la mano de algunos empresarios emprendedores, se espera que la ciudad pueda resurgir como destino turístico y cultural.
Situada en la desembocadura del río Senegal, la ciudad esta distribuida en tres diferenciadas zonas ò comunidades, que mantienen sus peculiaridades geográficas y culturales muy diferenciadas en cada zona. En la parte continental denominada Sor, el bullicio de la gente en las calles y mercados, recuerda un poco el ambiente de cualquier barrio de Dakar, a la pequeña isla que se forma en medio del río, unida al continente por el famoso puente de Faidherbe, una magnífica estructura de más de 500 metros de longitud, diseñada por el conocido ingeniero francés Gustav Eiffel, se la conoce como Ndar en wolof ó Isla de San Louis y es sin duda la parte más selecta, donde el aire decadente de sus soberbios edificios de estilo colonial, la languidez con se mueven sus habitantes, la quietud de sus calles y plazas... le hablan al visitante, del esplendor vivido en otros tiempos, y que ahora se ve convertido en paciente espera. Y por último la zona de Guet N´Dar, situada en una península de La Lengua de Barbarie, con una de sus orillas de cara al Oceano Atlántico, un populoso y agitado barrio donde habitan los pescadores de origen Lebu.


Esperemos que esta magnífica ciudad senegalesa de San Louis, vea pronto un importante resurgir de sus condiciones de habitabilidad y viabilidad, para beneficio de todos, tanto para los visitantes como para los propios residentes de este histótico enclave.