Viaje al Alto Adige, una Italia diferente

Paisaje alpino desde el pueblo de Tirolo

Nuestra vecina Italia, es un país cargado de historia y de sorpresas, viajar a Italia es trasladarse al pasado a través de su arquitectura monumental, unas construcciones, que nos hablan del esplendor de otras épocas. Visitar Italia, es contagiarse con el alegre y desenfadado carácter mediterráneo de sus habitantes, es degustar su exquisita y conocida gastronomía, especialmente con sus internacionales pizzas y pastas, es disfrutar de los buenos vinos que se producen en las diferentes regiones.
Roma, Florencia, Nápoles, Milán, Venecia, Sicilia, cada región y ciudad de Italia, nos invita a descubrir esta especial forma de vida a la italiana... pero en el norte del país subsiste una muy peculiar y diferente región no tan conocida para la mayoría de los viajeros.  


Imágenes del Alto Adige ó Südtirol

Me refiero a la zona conocida como Alto Adige ó Südtirol (Tirol del Sur), una sorprendente región autónoma asentada en las laderas y valles de los Alpes italianos, cuya principal diferencia con el resto de las regiones italianas, consiste en la naturaleza  austro-germánica de la mayoría de sus pobladores. Esta comarca fue anexionada a Italia, por el tratado de Saint-Germain, después de la Primera Guerra Mundial, pero sigue conservando una mayoría poblacional de habla alemana, por lo que en toda esta región reconocida como una de las más ricas de Italia, se establece el alemán e italiano como las dos lenguas oficiales de la región y en algunos valles hasta se contempla el uso de un tercer idioma, el ladino una lengua retorrománica usada aún por los más antiguos pobladores de la región.

Para ser sinceros, yo tampoco había tenido conocimientos de esta singular región alpina, hasta que conocí a una rubia italiana de ojos azules y con apellido austriaco, que me invito a conocer su apreciado pueblo, de nombre Meran ó Merano, un interesante enclave de la provincia autónoma de Bolzano

Kurhaus, antiguo balneario de Meran
 
La pequeña ciudad de Meran, que goza de un sorprendente clima mediterráneo, a pesar de encontrarse ubicada en un valle alpino rodeado de altas montañas, me sorprendió muy gratamente por la tranquilidad que se respiraba en sus calles, plazas y jardines. A veces tenía la sensación de moverme por un escenario preparado para realizar filmaciones, donde todo se movía con orden y armonía, sin ruidos ni grandes alborotos ciudadanos tan propio de otras ciudades de similares dimensiones.

Jardines repartidos por toda la ciudad
Merano, es también un importante e histórico centro turístico de carácter internacional, hasta allí acuden cada año, cientos de visitantes atraídos por su clima templado y por sus beneficiosas aguas termales. Esta dos excelentes condiciones ya eran conocidas desde tiempos más remotos, en los que acudían hasta este enclave alpino, importantes personajes tales como la Emperatriz Isabel de Baviera, popularmente conocida como Sissi.

Desde esta localidad puedes acceder a otros lugares interesantes ubicados en el Val Venosta y sus alrededores, tales como:

Dorf Tirol ó Tirolo
En las montañas cercanas a Meran, se alza el pequeño pueblo de Tirolo, sobre sus amplios campos de labranza, destaca sobre el valle de Meran, la silueta de un castillo medieval perteneciente a los Condes del Tirol y que ahora convertido en museo, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos del lugar.



Laas 
Este pequeño pueblo surgido a los pies de los altos montes  circundantes, es conocido principalmente por la importancia de sus canteras de mármol blanco.
Un pueblo de origen agrícola donde la vida transcurre de la manera más tranquila y pausada que te puedas imaginar.




Trafoi 
Se dice que este bucólico enclave situado a 1.545 mts. y habitado por solo un centenar de personas, cuenta con una energía mística, por haber sido lugar de reunión y aprendizaje de los antiguos druidas. Este singular paraje enmarcado en el Parque Natural de Stelvio, es también el lugar donde nació Gustav Thön, campeón mundial de sky, durante 4 años y que ahora expone algunos de sus trofeos en el  Hotel familiar que posee en Trafoi.


Sulden ó Solda
Solda ó Sulden, según se diga en italiano ó alemán, es un pueblo de montaña, situado a 1.900 metros sobre el nivel del mar y con una población de 400 habitantes. La situación aislada y remota de Solda, ha propiciado que en algunas ocasiones, se refieran a ella como la Siberia del Tirol.
Solda también sirve como base para deportistas de montaña y senderistas.



Graun
Esta fascinante imagen con el campanario de la iglesia de Santa Catarina, asomando sobre las aguas del lago de Resia, es todo lo que queda del antiguo pueblo de Graun en Südtirol, que en el año 1940, fue destruido y sumergido bajo las aguas de este lago creado artificialmente con la unión de los lagos de Resia y Curón. Y aunque el pueblo se traslado a otro lugar, llamado ahora Curón Venosta, miles de visitantes siguen acudiendo hasta el antiguo emplazamiento de Graun, para observar y fotografiar este extraño y casi fantasmagórico escenario.

Sin duda alguna el Südtirol, es una de las zonas que no debemos dejar de conocer y que merece ser visitada en las diferentes épocas del año, ya que los paisajes se tornan totalmente diferentes de una estación a otra.