Viena, ciudad imperial de la vieja Europa

Palacio de Schönbrunn
En la ciudad de Viena, la actual capital de Austria, aún se respira la altivez y la elegancia, de haber sido uno de los más importantes enclaves culturales de la vieja Europa, sus palacios majestuosos, sus amplias avenidas y la arquitectura de sus barrios burgueses, nos recuerdan épocas en las que la Gran Viena, era el centro de confluencia para la realeza, los intelectuales y los artistas de renombre.
Cuando paseas por la gran ciudad de Viena, también lo haces a través del tiempo, y casi sin poder evitarlo, te acabas sumergiendo en la pomposa historia del Imperio Austro-Húngaro y te imaginas a personajes tales como a la emperatriz Sisi ó a los emperadores José II y Francisco I, paseando junto a su corte, por los esplendorosos jardines, mientras flota en el aire y en el interior de los lujosos salones palaciegos, la música de los grandes clásicos austriacos como Mozart, Schubert ó Strauss, también conocido como el rey del vals, no en vano Viena era reconocida como la capital de la música europea, durante el periodo comprendido entre finales del siglo XVIII y principios del XIX.



Viena, es una ciudad para disfrutarla sin prisas, disfrutando de cada rincón, avenida ó plaza. La majestuosa catedral de San Esteban (Stephansdom) es una de las visitas más recomendable, casi diría obligatoria, esta impresionante edificación de estilo gótico, que con sus 137 metros de altura en el pico más alto de su campanario principal, es visible desde casi toda la ciudad, es el orgullo y emblema de todos los vieneses, que cariñosamente la llaman Steffl una especie de diminutivo de Stephan. Y si te atreves a subir los 553 escalones que ascienden hasta el campanario de la torre principal, también podrás obtener una magníficas vistas sobre la gran urbe y sobre sus curiosos tejados policromados, que representan formas geométricas (rombos) y el escudo de los Hasburgo en uno de los laterales principales.

Catedral de San Esteban / Stephansdom
Viena, es una ciudad que cuenta con una gran oferta cultural y de ocio, museos, teatros, centros comerciales, tiendas especializadas, cafeterías y restaurantes de todo tipo ofrecen a los visitantes muchas y diferentes alternativas, dependiendo de los gustos de cada cual. Pero mientras recorres las calles y plazas de esta esplendida capital, en busca de los lugares más atractivos y sugerentes, lo que no debes perderte, es la oportunidad de hacer un alto en el camino y visitar un Kaffeehaus, donde podrás deleitarte con un exquisito trozo de tarta Sacher y una taza de café ó chocolate, mientras descansas inmerso en uno de los más tranquilos ambientes que te puedas imaginar.

Interior de un Kaffeehaus
Durante nuestra estancia en Viena, nos alojamos en un agradable apartamento ubicado en un céntrico barrio residencial, que tan amablemente nos cedió nuestra amiga Christina, y desde allí cada mañana emprendíamos nuestras rutas y visitas a la ciudad y sus alrededores.
Con algunas de las imágenes e informaciones, obtenidas en estos paseos fotográficos diarios, he realizado el siguiente artículo: 

http://www.diariosdeunfotografodeviajes.com/2014/09/que-ver-en-viena.html
Que ver en Viena
Un breve recorrido informativo y fotográfico por algunos de los emplazamientos más emblemáticos y representativos de la capital de Austria...


Ver artículo completo.