Tuk tuks en la India

Moto-taxi ó Tuk tuk, en las calles de Jaipur, India

Los Tuk tuks, autorickshaw ó moto-taxis, como también se les conoce, son unos pequeños vehículos adaptados, para el transporte de pasajeros y mercancías, muy utilizados especialmente en los países Asiáticos. Aunque el uso de estos peculiares vehículos, también se ha extendido por muchos países de América del sur y en algunas de las grandes ciudades europeas, en estas últimas, el uso principal, es en la mayoría de las ocasiones, de carácter turístico.


Tuk tuk en Nueva Delhi

Un taxista de la etnia Sij, en Nueva Delhi

En la India, estos socorridos vehículos son utilizados para desplazarse por el interior de las ciudades y también para cortos desplazamientos a zonas de la periferia. Los colores indentificativos de estos moto-carros, para todo el país, son el amarillo y el negro, salvo en el caso de Nueva Delhi, donde los autorickshaws ó Tuk tuks, están pintados en amarillo y verde, para resaltar y diferenciar su condición de vehículo ecológico, no contaminante, por estar impulsados con gas natural comprimido (CNG compressed natural gas) una condición que se convirtió en normativa gubernamental obligada debido al alto grado de contaminación que desde hace años, sufre la populosa capital de la India.




Los Tuk tuks, constituyen junto a los rickshaw, uno de los medios de transporte de pasajeros, más utilizados en los núcleos urbanos de la India, y a pesar de su reducido espacio, sorprende ver como se aprovecha hasta el último centímetro para llevar a nutridos grupos de pasajeros, una imagen increíble y desconcertante, con la que alucinan, los visitantes occidentales. Estos sorprendentes vehículos, son utilizados en la India hasta como medio de transporte escolar y es muy frecuente ver por las calles de sus pueblos y ciudades a los coloridos Tuk tuks, cargados de sonrientes niños y maletas escolares. 


Durante mi estancia en la India, utilicé en diferentes ocasiones y circunstancias, estos ligeros vehículos, para desplazarme de un punto a otro en las ciudades que visité y estas experiencias, me propiciaron alguna que otra historia digna de recordar y un par de recomendaciones que detallar.


1. Antes de subirte a uno de estos auto-taxis, procura cerrar el precio antes de emprender la marcha, porque a pesar de que algunos llevan taximetro incorporado, es raro que los pongan en marcha, bien sea porque no funcionan ó porque simplemente pasan de utilizarlos.

2. Asegurate de conocer el itinerario y la orientación del lugar al que te quieres dirigir, porque cuando preguntes a los conductores de estos vehículos, si saben llegar a tal ó cual sitio... siempre te dirán que SI, aunque en muchas de las ocasiones no lo sepan.