Jaisalmer, la puerta del desierto

Uno de los guardas del Fuerte de Jaisalmer
Jaisalmer, es una dorada y remota población, que encaramada sobre una elevada colina, a las puertas del inmenso desierto del Thar,  llegó a convertirse en un oasis de prosperidad, gracias a su estratégica situación a orillas del lago Gadisagar. Este singular emplazamiento, fue ordenado construir en el siglo XII, por el maharawal Jaisal , del que deriva el nombre de la ciudad, (el fuerte sobre la colina de Jaisal),  también es conocida popularmente como la Ciudad Dorada, debido al color de sus murallas y edificios, realizados con la arenisca amarilla de la zona, el asentamiento, gozó de una gran importancia comercial, en la historia del antiguo reino rajput, como lugar de paso y avituallamiento de las grandes caravanas, que se dirigían hacía Afganistán, Persia y otros importantes enclaves del Asia Central. 

Torreones, murallas y palacios del Jaisalmer Fort
En el interior del fuerte sobre la colina Trikuta, construido para controlar las rutas del desierto, se albergaba la realeza y también la mayoría de la población de la zona, formada por guerreros, artesanos y mercaderes que tenían en el comercio con las caravanas, su mayor fuente de ingresos, con el tiempo los gobernantes y mercaderes  fueron incrementando sus fortunas y como consecuencia comenzaron a competir entre ellos a la hora de embellecer sus mansiones con ricos trabajos de mampostería en la dorada piedra de sus fachadas, con tal maestría que en ocasiones parace que en vez de simples labrados, estas viendo "encajes" pétreos de alta maestría. Estas magníficas y decoradas mansiones, que especialmente florecieron en el siglo XIX, son conocidas como Havelis.

Labrados en la fachada de una importante haveli
Pasear por las laberínticas y estrechas calles de la ciudad amurallada, se convierte en un deleite para los sentidos, la belleza arquitectónica de las doradas fachadas de las havelis, contrastan con los coloridos atuendos y enseres que portan los habitantes de este histórico asentamiento, que por cierto según he podido leer, es en la actualidad, el único fuerte habitado de toda la India, aunque ahora en estas artísticas mansiones, ya no viven los poderosos comerciantes de antaño, y en su gran mayoría, son utilizadas como viviendas familiares compartidas, mientras que las mejor conservadas, se han acondicionado para mostrarlas en las visitas turísticas.


En tu paseo por las estrechas calles de la ciudadela, además de los llamativos palacios y havelis, podrás encontrar tiendas de souvenirs, templos jainistas y algún que otro personaje, que han convertido el tipismo y el folklore de la región, en su principal medio de vida. De entre estos singulares personajes, niños músicos, vendedores de abanicos hechos con plumas de pavo real ó vendedoras de artesanía, que circulan ó esperan pacientemente la llegada de los turistas, que a diario acuden a visitar los laberínticos espacios del fuerte, cabe destacar la presencia de Dahnna Ram, el hombre que presume de poseer el bigote más largo del desierto, un tradicional personaje cuya historia ya ha trascendido los límites de la ciudad de Jaisalmer, para convertirse en un reconocido icono internacional.

Folkloricos personajes en el interior del fuerte de Jaisalmer
Estos curiosos personajes, que puedes encontrar en determinados puntos estratégicos de la ciudad, no cabe duda que contribuyen con su controlada presencia a mantener la imagen y la ilusión folclórica del entorno, añadiendo con sus ropajes y atrezzos, una vistosa y colorida nota de tipismo, a los muy trabajados escenarios de arenisca monocolor.

Templos jainistas y dependencias del Jaisalmer Fort
Siguiendo con mi tranquilo paseo por el interior de la ciudadela, y habiendo visitado ya algunas de las lujosas havelis y templos jainistas, exquisitamente decorados con figuras y labrados artesanales, que se ubican en las zonas y plazas principales del complejo urbanístico, decido introducirme por entre las más alejadas, estrechas y sinuosas calles, de los alrededores por las que no suelen pasar los grupos guiados de turistas que visitan el fuerte de Jaisalmer, para establecer un contacto mucho más directo con los habitantes de esta ciudad dorada del desierto, el ambiente es bastante tranquilo y observo que la gente que me voy encontrando en el camino, es de lo más respetuosa y recatada.

Gentes sencillas de Jaisalmer
Al final del día, mientras me dirijo hacia uno de los barrios situados en los exteriores del fuerte, donde se ubica el hostal en el que me alojaré durante mi estancia en esta ciudad, voy pensando en las vivencias del día y considero que, este singular enclave humano construido a las puertas del desierto del Thar, por la que ya desde hace mucho tiempo no pasan las grandes caravanas comerciales que tanta riqueza generaron, esta resultando ser una interesante visita tanto por la extraordinaria belleza arquitectónica de sus construcciones, como por la tranquilidad en el trato de sus gentes y sobre todo porque el lugar aún no esta demasiado contaminado por la afluencia masiva de los típicos grupos guiados de turistas, que tienen a Jaisalmer tan solo como una población de paso y no de parada, en las rutas programadas por Rajasthán, de manera que los pocos que llegan hasta aquí, como parte de las nuevas rutas de caravanas turísticas, solo permanecen unas pocas horas, las suficientes para realizar una visita breve a la ciudadela, hacerse unas cuantas fotos en los rincones más típicos, comprar algún que otro souvenir, y volver rápidamente al autobús que los llevará hasta el siguiente destino.

Souvenirs y objetos de artesanía
Me gusta el ambiente que se respira en la calle donde me alojo, subo a mi habitación, que esta limpia y aireada, dejo la mochila de fotografía y me dispongo a ducharme... aunque en realidad lo que hago es tirarme un cubo de agua fría sobre la cabeza, tal es el sistema habitual de baño en estas modestas instalaciones, en las que me alojo la mayoría de las veces. Cumplimentado este sano ritual, me dispongo y acicalo para ir a cenar al  pequeño restaurante que el hostal dispone sobre la azotea del edificio, desde allí puedo observar parte de los muros y algunos de los 99 torreones, de los que dispone el fuerte que se alza a uno 35 metros en la colina de Trikuta y evidentemente preparo el trípode y la cámara para realizar la última foto del día, una vista nocturna y documental, del barrio y del fuerte de Jaisalmer.

Vista nocturna del fuerte desde la azotea del hostal
A la mañana siguiente, con energías renovadas, encamino mis pasos hacia mi primera visita del día, el lago Gadisagar, situado en las inmediaciones del fuerte, un extenso pantano reconvertido en lago en el año 1367, con la finalidad de conservar el agua de las lluvias, que luego serviría para abastecer a la ciudad, de tan preciado elemento.


El lago tranquilo situado al pie de la fortaleza esta rodeado de ghats, templos y pequeñas islas artificiales, hasta donde acuden visitantes y lugareños para disfrutar de agradables paseos por entre los edificios situados en sus orillas ó para navegar plácidamente a bordo de pequeñas y ornamentadas lanchas, que dispuestas en los embarcaderos, esperan a los nuevos clientes.


Hoy parece que disfrutaré de otro tranquilo día paseando por este singular enclave construido con arenisca, que parece mimetizarse con las doradas y resecas tierras que circundan la histórica ciudad de Jaisalmer, antes de emprender viaje hacia el desierto.




http://www.diariosdeunfotografodeviajes.com/2015/02/el-bigote-mas-largo-del-desierto.html
El bigote más largo del desierto
En mi deambular fotográfico por las calles de Jaisalmer, me encontré con este singular personaje, que ha hecho de su bigote, uno de los signos de masculinidad más apreciados de los rajastanis, su negocio familiar y medio de vida...

Ver artículo.



http://www.diariosdeunfotografodeviajes.com/2015/02/cenotafios-de-bada-bagh-en-las-afueras.html
Cenotafios de Bada Bagh
A tan solo siete kilómetros de la ciudad de Jaisalmer, en dirección hacia el desierto del Thar, nos encontramos con un apacible y monumental complejo de cenotafios, erigidos en el siglo XVI, por la realeza rajput, como simbólicos monumentos mortuorios...

Ver artículo.



http://www.diariosdeunfotografodeviajes.com/2015/01/explorando-rajasthan-en-4x4.html
Explorando Rajasthán en 4x4 
Seguimos con la ruta a través de la que pretendo conocer los tres antiguos reinos de Bikaner, Jaisalmer, Jodhpur, así como la ciudad sagrada de Pushkar, hasta completar el circuito regresando de nuevo a la bulliciosa ciudad de Jaipur...

Ver artículos.