Cenotafios de Bada Bagh, en las afueras de Jaisalmer


A tan solo siete kilómetros de la ciudad de Jaisalmer, en dirección hacia el desierto del Thar, nos encontramos con un apacible y monumental complejo de cenotafios, erigidos en el siglo XVI, por la realeza rajput, como simbólicos monumentos mortuorios. Los cenotafios, como su propio nombre indica (tumbas vacias) solo sirven para honrar la memoria de los difuntos ya que sus cuerpos se icineraban siguiendo la costumbre hindú y sus cenizas se esparcían en las aguas de los ríos ó lagos sagrados.



El complejo de cenotafios de Bada Bagh, que literalmente significa Gran jardín, esta ubicado en las proximidades de un verde oasis, originado artificialme, gracias a la construcción de un dique creado para almacenar el agua de la lluvia en unos amplios depositos, durante el mandato de Jai Singh II, en el siglo XVI. 

El tranquilo lugar además de constituir una interesante visita para viajeros y visitantes, es también frecuentado por las propias gentes de la zona, que acuden hasta los templos de los alrededores, para hacer sus ofrendas y peticiones a las distintas deidades ó para pasear tranquilamente en medio de la paz y tranquilidad que se respira en este actualmente abandonado complejo monumental.