Viajando con el móvil

El móvil se ha convertido en una herramienta esencial, para nuestros viajes.
Nadie puede negar, que los teléfonos móviles y en especial los inteligentes, más conocidos como smartphones, esos pequeños ordenadores de bolsillo, a los que cada vez somos más adictos, nos han cambiado la forma de vivir y de viajar. Ahora el móvil, además de mantener sus funciones de telefonía, nos sirve tanto como cámara de vídeo y fotos, como para enviar y recibir mensajes de texto, localizar nuestra posición geográfica, tomar notas de voz, consultar Internet, y también como reloj, cronómetro, calendario, brújula, linterna y una gran lista de variadas funciones y herramientas, ya incorporadas en el aparato, más otras tantas que pueden descargarse en nuestro teléfono multiusos, a través de versátiles aplicaciones existentes en el mercado.

Hay aplicaciones, que nos facilitan las tareas de búsqueda previa para vuelos y alojamientos, antes ó durante nuestro viaje, tales como Kayak, Booking ó Airbnb. Otras aplicaciones, te ayudarán a ubicarte y a localizar todo tipo de servicios en los destinos, tales como Around me, que te proporcionará información útil y practica sobre todo tipo de servicios, tales como restaurantes, farmacias, bancos y demás, Field Trip, un localizador de rutas alternativas a las típicas rutas turísticas convencionales, Word Lens, un curioso y útil traductor de carteles, donde solo tienes que hacer una foto con tu móvil a todos esos carteles escritos en esos idiomas que nunca consigues descifrar, ya sea árabe, chino ó ruso... y la aplicación, indicará en un instante, lo que dice el incomprensible mensaje, también puedes obtener el polémico Uber, para compartir rutas y transporte de manera más económica. 


Pero a la vez, conviene que tengas mucha precaución a la hora de usar aplicaciones que necesiten de Internet para su funcionamiento, ya que las tarifas de roaming que aplican las compañías fuera del territorio nacional, pueden llegar a producir facturas de elevado coste. Así que para evitarte disgustos posteriores, mejor desactiva la itinerancia de datos y la conexión 3G, que en la mayoría de los móviles se puede realizar desde el menú de ajustes. La mejor opción, para evitar sorpresas y navegar sin costos adicionales, es usar solo las redes wifi gratuitas, que existen en aeropuertos, cafeterías y hoteles. También convienen recordar que cuando viajamos fuera del país, las compañías de telefonía, nos cobran tanto las llamadas que realizamos, como las que recibimos, por lo que conviene ser bastante comedidos a la hora de llamar y de contestar a quién nos llama.