Viajar a las Islas Canarias

Islas Canarias, destino vacacional
Cuando pensamos en islas, inmediatamente asociamos esta palabra con el concepto de aislamiento ó lugar de retiro, pero además este vocablo también suele asociarse con el de paraíso natural, vacaciones y aventuras. Las islas Canarias se han correspondido históricamente, con estos dos conceptos de manera inevitable, pero desde principios del siglo XIX, es la segunda descripción, la que más se ajusta a su condición como destino turístico y paradisiaco apto para ser visitado, en cualquier época del año. Cuando eliges viajar a las islas Canarias, también eliges disfrutar de una naturaleza única y diversa, que muestra sorprendentes diferencias geológicas, en cada una de ellas. En la actualidad, esta atractiva región ultraperiférica perteneciente a la Comunidad Europea, y situadas al norte del África atlántica, como parte natural de la región conocida como Macaronesia, están consideradas como la tercera región española en recepción de turismo nacional y extranjero. 

Tengo la suerte de residir en estas islas, también conocidas como Afortunadas, y debido a mi labor como fotógrafo he podido recorrer todas y cada una de ellas, tanto desde tierra y mar, como desde el aire, incluidas las pequeñas islas que componen el Archipielajo Chinijo y la pintoresca isla de Lobos. Como resultado de esta experiencia y conocimientos de las islas, les he preparado un artículo de introducción sobre las islas Canarias, con algunas de las imágenes que he ido recopilando a través de mis trabajos fotográficos, acompañadas con unas breves descripciones, que definan de manera muy breve y  concisa los principales atractivos de estas islas
Siete islas, siete destinos
De entre sus siete islas principales, destacan como destinos de mayor afluencia, las islas de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, especialmente por ser estas las que más zonas de playas poseen en sus costas.

Tenerife, es la isla de mayor población y extensión de todo el archipiélago, en ella se alza el volcán Teide, que con sus 3.718 metros es el pico más alto de España. Esta isla se caracteriza por su variada orografía, de vegetación tropical, con abruptas costas, en su vertiente norte y de zonas áridas con playas, en su mayoría de arena negra, en su vertiente sur. Esta última zona, es en la actualidad la que más desarrollo turístico ofrece, aunque la ciudad del Puerto de la Cruz, junto con el Valle de la Orotava, situadas en el norte de la isla, antiguos enclaves pioneros en el turismo de la isla, siguen manteniendo su potencial atractivo para muchos de sus visitantes.

Gran Canaria, es un excelente e importante destino turístico, al que acuden numerosos visitantes, durante todo el año, procedentes mayoritariamente del norte de Europa. Los enclaves turísticos más importantes de esta isla, se encuentran ubicados también en la zona sur, destacando entre todos ellos, Puerto de Mogán, Puerto Rico, Playa del Inglés, y la Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas. El interior y norte de la isla, junto con la ciudad de Las Palmas, su capital, también ofrecen sugerentes y atractivos parajes y rincones de interés para el turismo.

Lanzarote, una de las islas más orientales y próximas al continente Africano, es célebre por su playas, por la arquitectura blanca de sus pueblos, obra y labor  del artista lanzaroteño César Manrique, y por su Parque Natural de Timanfaya, un surrealista paraje volcánico, en el que aún se puede sentir aflorar el fuego del interior de la tierra.
También ocupa un lugar destacado su producción de excelentes vinos de Malvasía, especialmente cultivados en la zona conocida como las Gerias, de manera muy peculiar en el interior de pequeños círculos de picón ó lapilli de origen volcánico.

Fuerteventura, es la isla más antigua geologicamente hablando y por lo tanto la que presenta montañas y superficies más erosionadas. Sus extensas playas de arena blanca han propiciado en estos últimos tiempos, un notable aumento de turismo.
La región ó península de Jandia, situada al sur de la isla, aun conserva su estado de región inhabitada, ideal para los visitantes que desean un contacto más directo con la naturaleza, evitando las zonas masificadas.



Las islas de La Palma, Gomera y Hierro, aún siendo más pequeñas en cuanto a superficie y población, no dejan de tener sus propios y diferenciados encantos, que cada vez más, atraen a un tipo de turismo diferente que busca para sus vacaciones, algo más que sol y playa y todas ellas son susceptibles de ser visitadas desde la más cercana isla de Tenerife. 


La Palma, una isla de curiosas y ancestrales tradiciones, dotada con una magnífica y  exhuberante naturaleza, que la convierten en la isla más verde de todo el archipiélago canario y en Reserva de la Biosfera. Su Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, la convierten en un lugar idóneo para los amantes del senderismo y de la naturaleza. En La Palma, también conocida como la Isla Bonita, el turismo rural se está afianzando como una alternativa diferente.


La Gomera, es tal vez la isla en las que mejor se conservan las costumbres y tradiciones de los antiguos habitantes prehispánicos, tales como el silbo, una singular manera de comunicarse con silbidos,  la cerámica y los instrumentos musicales como tambores y chácaras. La Gomera, sigue siendo, preferentemente un destino para turismo rural y de naturaleza, aunque algunas zonas como Valle Gran Rey y Playa de Santiago, ya están apostando por un turismo más convencional. Desde la costa sur de Tenerife, se pueden realizar excursiones de uno ó dos días a esta isla.


El Hierro, es una pequeña isla de costas abruptas, con ausencia de playas, donde el baño es solo posible en algunas pequeñas calas de difícil acceso en su mayoría y piscinas formadas de forma natural entre las rocas.
Y aunque el turismo de masas, no entra en los deseos de los propios habitantes de la isla, si que se está desarrollando un turismo de actividades al aire libre, tales como senderismo ó parapente. También el submarinismo encuentra en sus limpios fondos marinos, en los que pervive una importante fauna marina, un lugar ideal para su práctica.


 
La isla de Lobos, frente a las costas de Fuerteventura y las pequeñas islas e islotes del Archipielago Chinijo, compuesto por las islas de Alegranza, Montaña Clara y La Graciosa, frente a Lanzarote, también atraen a los visitantes de las islas Canarias, por su belleza y naturaleza.

Isla de Lobos, esta curiosa y pequeña isla que debe su nombre a las focas monje ó lobos marinos, que un día habitaron en su costa. La isla se encuentra ubicada a tan solo 4,5 kilómetros de la costa de Corralejo, al norte de Fuerteventura. 
En Lobos, solo se permite la visita de manera controlada y los visitantes más frecuentes son pescadores, submarinistas ó excursionistas que acuden a la isla para hacer senderismo ó pasar un día en algunas de sus pequeñas playas. 

La Graciosa, es la mayor de las islas e islotes que componen el Archipiélago Chinijo, situado frente a las costas de Lanzarote, y la única que posee dos núcleos de población humana, la Caleta del Sebo y las Casas de Pedro Barba.
Esta pequeña isla de doradas playas, a la que solo se puede acceder por mar, ha permanecido habitada esencialmente por pescadores, aunque en los últimos tiempos, el turismo esta acudiendo de manera ocasional.






Espero que los datos e imágenes aquí expuestos, te animen a visitar estas islas Canarias, que tanto tienen que ofrecer a sus visitantes, los variopintos paisajes, las costumbres, las fiestas y las tradiciones, unidos a la natural hospitalidad y cordialidad de los habitantes de estas tierras, harán que pases unas vacaciones memorables.