Preparativos para un nuevo viaje

El  equipo de viaje ya está listo, las cámaras se encuentran perfectamente acomodadas en los compartimentos acolchados de mi mochila de viajes... mañana salgo rumbo a un nuevo destino. Los preparativos y la labor de información sobre los itinerarios de los desplazamientos que tendré que realizar, la orografía del lugar, paisajes y lugares que visitar, las costumbres e idiosincrasias de los pueblos que voy a visitar, todas estas actividades y mucho más, me han tenido ocupado durante las dos últimas semanas previas a esta nueva aventura viajera. La redacción de la revista para la que trabajo, se ha encargado muy eficientemente de toda la logística y por supuesto, también a procurado hacerme llegar, una lista de los posibles objetivos que deberíamos cubrir.

En ocasiones, he oído como otros viajeros comentaban que preferían no complicarse con los preparativos e informaciones previas al viaje, para dejar que los acontecimientos se sucedieran de manera fortuita, durante la propia ruta. Pero lo normal es que este tipo de viaje sorpresa, no sea mi estilo de viaje, y una de las razones fundamentales es que no suelen ser viajes de "placer" sino de trabajo, aunque bien es cierto, que siempre lo he considerado un trabajo estimulante y que yo mismo elegí, hace ya algún tiempo.