Tres destinos para la Luna de Miel

Lisboa, Estambul y Santorini
Elegir el lugar idóneo, para que una luna de miel sea singular, no es tarea fácil, sobre todo, porque para que un trayecto sea especial debemos vivirlo antes de su inicio. Nuestros elegidos son una apuesta segura, pero también una nueva oportunidad para redescubrirlos.
El broche final de  esta tradicional ceremonia, lo viene a constituir el tan deseado viaje de novios ó de luna de miel, que la mayoría de las parejas esperan con gran ilusión. Una muy extendida costumbre, sobre todo desde la popularización que experimentaron el turismo y los viajes a partir de los años 60. Son muchas y variadas las teorías sobre el origen de esta costumbre de viajar tras la celebración nupcial, y desde esta página, no queremos profundizar en esos detalles histórico-anecdóticos, pero lo que sí pretendemos es recomendar tres interesantes y peculiares destinos para visitar durante la ansiada luna de miel.
Torre de Belem, Lisboa
Lisboa, letra de fado. Una cercana y romántica ciudad, que conquista el corazón de los enamorados. Subirse a los viejos tranvías de brillantes colores amarillo ó rojo, perderse por las callejuelas de sus pintorescos barrios de Belem, Chiado, Barrio Alto ó Alfama, asomarse a cualquiera de sus muchos miradores, para ver como las cálidas luces del atardecer se reflejan en la ciudad ó escuchar un melancólico fado, bajo la luz de lalun, hacen que esta ciudad portuguesa, sea una de las más elegidas por las parejas, que desean disfrutar de una inolvidable Luna de Miel.
Gran Mezquita Azul de Estambul
Estambul, silueta imperial. Esta sugerente y cautivadora ciudad a orillas del Bósforo, que fue capital de los imperios, Romano, Bizantino y Otomano, en la que se entremezclan las culturas orientales y occidentales, cuenta con extraordinarios tesoros monumentales, tales como la Gran Mezquita Azul, Santa Sofía ó el Gran Bazar. Escenarios de leyendas, ideales para disfrutarlos con los cinco sentidos, durante la luna de miel.
Casas en las laderas de los acantilados en Santorini.
Santorini, color mediterráneo. Una preciosa isla griega, perteneciente al grupo de las islas Cícladas, con playas de arena negra y blancos pueblos que se asoman al mar, sobre los altos acantilados de roca volcánica. Un destino ideal para los viajes de novios, pasear por sus estrechas calles y contemplar los extraordinarios atardeceres mientras se disfruta de la excelente gastronomía local, en cualquiera de sus restaurantes miradores. Teiendo en cuenta el clima mediterráneo de la isla de Santorini, con inviernos suaves y calurosos, te recomendaría no viajar en los meses de verano, porque en esta época, con la llegada del turismo de masas, además del calor axfisiante, los servicios de la isla se saturan y los precios se duplican.

 Artículo publicado en la revista C Magazine de octubre 2015 

Pulsa aquí para ver la revista online