Viajar a la isla Balear de Formentera

Las islas Baleares, son uno de esos destinos que siempre te dejan con ganas de volver. Esta fue la sensación que tuve, tras una primera y breve visita a Palma de Mallorca. Desde entonces, no pude sustraerme a la idea de regresar, para disfrutar y fotografiar aquellos luminosos paisajes que tanto llamaron mi atención. La isla de Mallorca fue mi siguiente objetivo, y durante carios días recorrí a lomos de una motocicleta, los enclaves más significativos de su geografía, tanto de la costa como del interior, visitando pintorescos pueblos y disfrutando con la vista de sus abrigadas calas y suaves playas. 
Las islas Baleares, se han convertido con el tiempo, en un foco de atracción turística de gran importancia. El clima suave, la belleza de sus paisajes así como su historia y cultura, son los principales elementos que han propiciado este fenómeno. Esta afluencia de visitantes extranjeros, en su mayoría alemanes, que en muchos casos, incluso llegan a establecerse de forma definitiva en las islas, la convierten en un lugar de clara atmósfera cosmopolita.

Tras recabar algunas interesantes informaciones, tengo decidido que mi próximo destino de viajes a Baleares, será la pequeña y atractiva isla de Formentera. Con tan solo 90 km cuadrados de extensión, y situada frente a la costa sureste de la famosa Ibiza, es la isla habitada más pequeña de las Baleares. 
La única vía de comunicación con la isla es marítima, a través de los barcos que llegan hasta su puerto de La Savina, desde el puerto de la isla de Ibiza, a 12 millas (19,3 km) de distancia. Así que tendré que viajar hasta Ibiza y desde allí tras una visita a su ciudad y puerto, poner rumbo a Formentera. 
Una vez allí, para recorrer la isla con la libertad de poder parar en cualquiera de los paisajes, que puedan llamar mi atención fotográfica, ya tengo localizado donde alquilar una moto en Formentera. Desplazarme con este tipo de vehículo, por los lugares que visito para realizar mis reportajes fotográficos, siempre me ha dado muy buen resultado.
Al parecer, el mes de octubre tras dejar atrás el bullicio estival, es una época ideal para visitar esta idílica isla. Además de beneficiarte con importantes descuentos en transportes y alojamientos.

Poder recorrer Formentera, isla que destaca por su belleza medioambiental, con una costa donde abundan solitarios paisajes de dunas y playas casi vírgenes, que a su vez contrastan con los verdes caminos del interior en los que crecen pinos, sabinas y palmeras, seguro que hará que me siga enamorando, de estas nuestras islas mediterráneas.