Turismo en la España mediterránea

El Mediterráneo, cuna y testigo de la evolución de importantes civilizaciones. Egipcios, fenicios, israelitas, griegos, cartagineses y romanos, establecieron en sus orillas, los primeros asentamientos humanos. A mediados del siglo XX, y con el surgimiento del fenómeno turístico, las costas mediterráneas, cobran un importante auge. Desde un principio, la oferta turística de la costa e islas del Mediterráneo español, se basa principalmente en sol y playa, pero otros importantes alicientes basados en el patrimonio histórico, cultural y arquitectónico, sin olvidarnos de la gastronomía y del medio ambiente, también lograr atraer el interés de los visitantes.



En la actualidad, casi más de, medio siglo después de estos inicios del turismo, la zona sigue incrementado sus potenciales atractivos turísticos y son muchos los extranjeros, que vuelven una y otra vez, llegando incluso muchos de ellos, a establecerse como residentes

Y es que el Mediterráneo español, ofrece muchos y diversos atractivos. Comenzando por la Costa del Sol, foco inicial del turismo en el país, y con puntos de gran referencia como Torremolinos, Puerto Banús, Fuenguirola ó Benalmádena.



La Costa Brava y sus sinuosas costas, repletas de extraordinarias calas, es otra de las regiones preferidas por los visitantes. Donde entre acantilados repletos de una exuberante vegetación, formada en su mayoría por esbeltos pinos mediterráneos, surgen pintorescos pueblos y ciudades de extraordinario encanto.



El litoral valenciano, con destacados enclaves de interés turístico, tales como Alicante, Dénia, Benidorm, Santa Pola, Torrevieja, Peñíscola, o la propia capital de Valencia, se convierten en visita imprescindible. Antiguos castillos y modernas y futuristas estructuras, como las de la Ciudad de las Artes, atraen la atención de todo tipo de viajeros.

Las islas Baleares, culminan con su agradecida y armoniosa geografía, las interesantes perspectivas que la España mediterránea ofrece. Mallorca, Menorca, Formentera, Cabrera e Ibiza.



Esta última, la isla de Ibiza esta experimentando un notable auge, que ha llevado a contemplarla como Capital Mundial de la Fiesta. Cada año recibe millones de turistas, que disfrutan encantados con los paisajes, el clima y la naturaleza.
Para moverte eficaz y cómodamente, por los diferentes rincones de la isla, lo mejor es alquilar un coche, así podrás visitar a tu aire playas de ensueño y numeroso lugares turísticos, pensados para el disfrute de los visitantes. A la hora de elgir tu destino en el mediterráneo español, no olvides que Ibiza, es una de las opciones más divertidas y de moda.