Inglés en Malta

Cada vez son más los jóvenes que estudian inglés en Malta, una isla situada estratégicamente en el centro del Mediterráneo. La isla ofrece un singular escenario, plagado de puertos y barrios amurallados, que han sido testigo y crisol de algunas de las culturas más importantes del mundo occidental y también oriental. Fenicios, cartagineses, romanos fueron sus primeros colonizadores. En el 870, los árabes la conquistaron, dejando tras de sí importantes influencias en costumbres y lengua. Luego vinieron los Normandos, la Corona de Aragón, los Caballeros Hospitalarios (Orden de Malta), Napoleón Bonaparte y el Imperio Británico. 

Los británicos, por motivos estratégicos, se mantuvieron en el territorio durante décadas, contribuyendo con su presencia, en la anglicanización del archipiélago maltés, hasta su salida definitiva en marzo de 1979. Por esta razón, aunque en las tradiciones y el folklore de la isla, se entremezclen las culturas árabes o italianas, el idioma inglés, cuenta con una importantísima presencia, especialmente en los ámbitos comerciales y universitarios.


Esta conjunción de históricas circunstancias, convierten a las islas, especialmente a la de Malta, en un lugar de gran atracción para los jóvenes que desean elevar su conocimiento del idioma inglés, tan indispensable en nuestros tiempos. Poder estudiar y practicar el idioma, en un entorno tan atractivo y cargado de historia, donde además se goza de un clima cálido la mayor parte del año, es toda una sugerente alternativa.



Dado que la mayoría de los estudiantes, provienen de países europeos, especialmente italianos y españoles, es normal que se sientan más cómodos con el carácter de los malteses, su clima, así como con su gastronomía mediterránea y sobre todo con los precios, muchos más asequibles que los que podemos encontrar en los países anglosajones.



Caminar por entre las adoquinadas calles y las amarillentas construcciones de piedra caliza de La Valletta o descubrir el interior y los singulares parajes de las islas colindantes de Comino y Gozo, mientras aprendes inglés, es sin duda una nueva forma de viajar y hacer turismo cultural.